• SHARE
  • Share Share Share Share

Drenaje linfático


El sistema linfático, que actúa como purificador del cuerpo humano se ve sometido a un esfuerzo especial cuando el cuerpo está enfermo o herido. Las sustancias de desecho no se filtran entonces con normalidad y se produce su acumulación en la zona lesionada o enferma, que inflama los ganglios linfáticos.  Es un masaje muy suave, cuyo objetivo es agilizar la evacuación de esas sustancias inservibles, estimulando el sistema linfático.  Esta técnica es de gran utilidad para todas aquellas personal que sufren hinchazones o inflamaciones, sirve para combatir la retención de líquidos, el acné, los eczemas, migrañas, estreñimiento, sinusitis, postoperatorios, etc…

Historia del dreanje linfático

A principios de los años 30 el matrimonio danés Emil y Estrid Vodder trabajaban en Cannes, en la Costa Azul francesa.  Gran parte de sus pacientes procedían de la húmeda y fría Inglaterra.  La mayoría venían aquejados de enfermedades infecciosas crónicas de las vías respiratorias superiores (sinusitis, faringitis, rinitis, amigdalitis, etc.).  Lo que más sorprendía a Vodder era que a prácticamente todos ellos se les palpaban un ganglios linfáticos del cuello hinchados y duros.  Intuitivamente se le ocurrió que un suave masaje de estos ganglios mejoraría el estado de salud de aquellos pacientes crónicos, lo cual se confirmó ampliamente en le práctica. El Dr. Vodder (1896-1986) hizo un descubrimiento genial que ha constituido un gran avance dentro del campo de la medicina y de la estética.  Según él, la idea inicial del drenaje linfático se le ocurrió en sueños.  Lo cierto es que atreverse a masajear ganglios cuando la medicina oficial de la época recomendaba no tocarlos merece cuanto menos la admiración de todos nosotros.

Dr. Volder
Dr. Volder

Cuales son los organos linfáticos

            El sistema linfático está formado por una serie de órganos y un sistema tubular (vasos linfáticos), cada uno de ellos con estructuras y funciones bien diferenciadas.
En los órganos linfáticos se forman unas células denominadas linfocitos que desempeñan un papel fundamental en los mecanismos defensivos de nuestro organismo.

     
  • La médula ósea. En ella  se forman todas las células de la sangre ( linfocitos incluidos).
  • El timo. El timo ejerce una clara influencia sobre el desarrollo y maduración del sistema linfático y en la respuesta defensivo-inmunitaria de nuestro organismo.  También parece influir en el desarrollo de las glándulas sexuales y en el crecimiento del individuo.
  • El bazo. Así como los ganglios linfáticos actúan como filtros depuradores de la linfa que pasa por ellos, de forma parecida actúa el bazo con la sangre que circula en su interior, filtrando, reteniendo y destruyendo los glóbulos rojos y otras células de la sangre cuando están deterioradas o demasiados viejas.  El bazo actúa también como órgano de depósito de sangre.  También interviene en la formación de linfocitos.
  • Los ganglios linfáticos. Guardan una estrecha relación con el sistema linfático vascular, en el que actúan como estaciones intermedias depuradoras.
  • Las amígdalas. Desempeñan funciones supuestamente defensivas por su constitución y por hallarse en la puerta de entrada de las vías respiratorias y digestivas.
  • Los folículos linfoides de las mucosas. En ciertas mucosas como las que recubren interiormente el intestino y las vías respiratorias se encuentran unos acúmulos de tejido linfático (folículos linfoides) que en la zona del apéndice (vermicular) se agrupan formando las llamadas “placas de Peyer”.
Organos linfáticos

Órganos linfáticos

1- Amígdalas. Anillo linfático de Waldeyer (defensas inmunitarias para garganta y cavidad bucal)
2- Timo (linfocitos T)
3- Bazo (órgano inmunitario central en el sistema circulatorio sanguíneo)
4- Médula ósea roja (formación de células sanguíneas e inmunitarias)
5- Placas de Peyer (defensas inmunitarias en el intestino grueso y apéndice)
6- Ganglios linfáticos (estaciones de control del sistema inmunitario.