• SHARE
  • Share Share Share Share

Masaje celulítico

Consiste en un trastorno a nivel del tejido conjuntivo, producido por una primera disminución de la circulación linfática, que produce un estancamiento o estasis de la linfa y, por tanto, de las sustancias que existen en su interior.

Con el tiempo se van dilatando los vasos linfáticos, se extiende a los capilares venosos, y se produce una compresión de las venas  filetes nerviosos, así como del propio tejido conjuntivo, que poco a poco se va endureciendo y fibrosando, dando a la piel una característica típica, la llamada piel de naranja.

Puede afectar a distintas partes del cuerpo, aunque lo más frecuente es su aparición en las caderas y muslos, pudiendo producir trastornos de mala circulación, que otras veces se funden con dolores reumáticos.

En estos casos es preciso un tratamiento médico adecuado.  El masaje estará indicado para mejorar el drenaje linfático y, por tanto, mejorar la circulación de aquella zona, pudiendo reducir la zona celulítica.

Las manipulaciones adecuadas se aplicarán directamente en las zonas a tratar, aunque existen unas precisas e importantes para estos casos, como son los vaciajes venosos, pellizqueos y, muy especialmente, el pellizqueo deslizante.

  Masaje celulítico